enero
18

Desde que asumió el actual gobierno, la Ley Nacional de Salud Mental y Adicciones viene sufriendo sucesivas modificaciones que impiden su plena implementación.

Por este motivo, las organizaciones de la sociedad civil que conforman el Consejo Consultivo Honorario de Salud Mental (CCH), entre las cuales se encuentra Intercambios AC, han elaborado un documento que describe algunos de los sucesos del último año que dificultan la aplicación de la Ley de Salud Mental en la Argentina.

El CCH, como órgano consultivo creado por la Ley y su Reglamentación, no ha sido convocado desde la asunción de las nuevas autoridades en diciembre de 2015, lo que resulta un grave incumplimiento de las normas, en un año en el que también se han producido retrocesos y cambios negativos para la aplicación de la Ley Nacional de Salud Mental y Adicciones N° 26.657 (LNSM), tal cual lo refleja el documento.

Este documento es fruto de un arduo trabajo de reflexión y consenso entre las organizaciones integrantes del Consejo Consultivo Honorario de Salud Mental, que se encuentra disponible aquí.

 

Las adicciones, en el ojo de la tormenta

 

Existe una gran preocupación por un proyecto de reforma del decreto reglamentario 603 de la LNSM que pone en duda su plena implementación. No se conformó la Comisión Interministerial de Salud Mental y Adicciones (CONISMA) tal como estaba concebida, no se convocó al CCH, se ataca el Órgano de Revisión y se pretende modificar el artículo 4, por el cual se incorpora a las adicciones a la política pública general en materia de salud mental. Son embestidas a la ley que atentan contra los derechos de las personas con padecimiento mental y consumos problemáticos, generando retrocesos en los avances logrados.

 

El artículo 4 de la Ley incorpora a las adicciones a la política pública general en materia de salud mental, garantizando la protección de los derechos de las personas con consumos problemáticos contra la intervención desproporcionada en su vida íntima y en su salud.

 

Por esta razón, en octubre del año pasado organizaciones de la sociedad civil comprometidas con los derechos humanos, entre ellas Intercambios AC, firmaron un documento conjunto en el cual expresan su preocupación ante el pedido de derogación del artículo 4 de la LNSM planteado en la Comisión de Prevención de Adicciones y control del Narcotráfico de la Cámara de Diputados de la Nación.

 

El Estado argentino ha dado con este artículo un gran paso hacia el cumplimiento de sus obligaciones legales nacionales e internacionales de respeto y garantía de los derechos humanos, particularmente de grupos en situación de vulnerabilidad como las personas con consumos problemáticos de sustancias.

 

La LNSM reconoce que las adicciones deben ser abordadas como parte integrante de las políticas de salud mental, y que las personas con uso problemático de drogas, legales e ilegales, tienen todos los derechos y garantías que se establecen en dicha Ley en su relación con los servicios de salud. El documento completo se encuentra disponible aquí.

Comments are closed.