mayo
4

Un llamado a que los países desarrollen políticas de drogas basadas en evidencia científica, centradas en los derechos humanos y un enfoque de salud pública.

El pasado 7 de mayo, por cuarta vez a nivel mundial se conmemoró el Día Internacional de la reducción de daños. Este día significa un llamado a tomar conciencia y difundir la importancia de que los países desarrollen políticas públicas en materia de drogas basadas en evidencia científica, centradas en el respeto de los derechos humanos y que contemplen un enfoque de salud pública.

 

En Argentina, todavía queda mucho por avanzar en esta dirección. La persecución penal continúa siendo la principal respuesta desde el Estado, lo cual agrava la situación de vulnerabilidad de sectores ya vulnerables y sostiene la criminalización del consumo, a pesar de que la ONU recomendó la despenalización en base al fallo Arriola, en su último informe sobre nuestro país.

 

Desde Intercambios AC, creemos necesario promover medidas de reducción de daños, en el marco de políticas de atención integral a los usuarios de drogas, con intervenciones que respeten la voluntad de las personas que usan drogas y se adapten a la heterogeneidad de los usuarios de drogas y sus trayectorias individuales, y a los diversos tipos de sustancias.

 

La reducción de daños es una estrategia de abordaje de los daños potenciales relacionados con el uso de drogas. Tiene como primer objetivo disminuir los efectos negativos producto del uso de drogas, y a partir de allí, construir conjuntamente con el sujeto que demanda objetivos de mayor complejidad, con el fin de mejorar la calidad de vida de los usuarios de drogas. Más información sobre reducción de daños, aquí.

Comments are closed.