octubre
10

Se culpa a una ley que garantiza derechos, de las dificultades que obedecen a la falta de decisión política. 

(Buenos Aires, 18 de octubre de 2017) El pasado viernes 13 de octubre, el diario La Gaceta publicó una entrevista al Dr. Andrés Blake, director nacional de Salud Mental y Adicciones del Ministerio de Salud de la Nación, de visita en Tucumán, en el marco del Día Mundial de la Salud Mental.

http://www.lagaceta.com.ar/nota/747924/actualidad/pobreza-adicciones-suicidios-van-mano-segun-funcionario.html

En la misma, el Dr. Blake afirma: “El tema de las adicciones es un problema tan grave en el país (…) la Ley de Salud Mental nos genera muchas dificultades a la hora de la internación de adictos porque si el chico no quiere internarse no puede ser obligado. Y difícilmente un adicto quiera hacerlo. Los chicos que consumen, incluso cuando no están intoxicados, también están condicionados por la abstención; no pueden decidir si quieren tratarse o no. Eso hay que modificar; hay un proyecto en Diputados para cambiar el artículo 4 de la ley. Esto sería bueno” (Las negritas son nuestras).

Desde Intercambios AC creemos que con estas apreciaciones, el funcionario responsable de hacer cumplir la Ley Nacional de Salud Mental no solo alienta su modificación, sino que contradice compromisos internacionales asumidos por nuestro país, como el Documento Final del Período Extraordinario de Sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre el Problema Mundial de las Drogas celebrado en 2016 (UNGASS 2016), que entre sus recomendaciones expresa: “Alentar la participación voluntaria de personas con trastornos relacionados con las drogas en programas de tratamiento con su consentimiento informado…”

 

El Dr. Blake utiliza el fácil recurso de culpar a una ley que garantiza derechos, de las dificultades que en verdad obedecen a la falta de decisión política para implementar una red efectiva de servicios que apliquen los cuatro elementos esenciales para garantizar el derecho a la salud: disponibilidad, accesibilidad, aceptabilidad y calidad.

 

Al respecto, la presidenta de Intercambios AC, Graciela Touzé manifestó que “si en verdad se cree que “el tema de las adicciones es un problema tan grave en el país”, no puede sostenerse que su solución radique en volver a enfoques tutelares que se han demostrado no solo ineficientes sino dramáticamente injustos; solo una política pública, universal, intersectorial e integral con base en la perspectiva de salud y en el respeto por los derechos, podrá generar mejores resultados, esos que debieran ser las metas de la Dirección Nacional de Salud Mental y Adicciones”.

Comments are closed.